Loading...

La ética del Big Data

El siglo XX ha traído un mundo cada vez más tecnológico y globalizado. En las últimas décadas se ha visto una revolución en el mundo de las tecnologías y la computación. Inteligencia Artificial, Internet of Things…Todos estos ámbitos son cada vez más demandados en el mercado.

Las empresas buscan cada vez más expertos que sean capaces de enfrentarse a los problemas que puedan derivar. Sin embargo, uno de los temas es la ética de estas tecnologías. ¿Dónde está el límite? ¿Quién lo pone? Si quieres saber más, no puedes perderte este artículo. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el Big Data?

Antes de nada es importante definir algunos términos. Con el avance de las tecnologías existe una necesidad constante de nombrar nuevos inventos y conceptos. Es por eso que puede llegar un momento en que tantos términos puedan confundir.

Normalmente, se suele definir el Big Data como el conjunto de datos o combinaciones de estos. La velocidad de crecimiento, la complejidad o el volumen de dichos datos puede dificultar su captura, gestión, procesamiento, etc. De modo que se tienen que dejar a un lado las tecnologías convencionales.

Algunos ejemplos de dichas tecnologías pueden ser las bases de datos relacionales o los paquetes de visualización. La complejidad de este ámbito reside en la naturaleza no estructurada de gran parte de los datos que se generan en las tecnologías modernas.

A pesar de todo esto, el Big Data cada vez tiene más importancia en el mundo laboral. Y es que la mayoría de empresas buscan beneficiarse de él y las ventajas que puede proporcionar. Un ejemplo de ello es el ahorro de tiempo gracias a la digitalización de la información. Además, también supone una reducción de los costes, ya que no se necesita de un espacio físico para almacenar los datos.

Considerando todos los aspectos mencionados, se puede deducir que la organización de la propia empresa llevaría menos tiempo. Y esto se traduce en un cambio del mercado laboral, ya que no solo se buscan profesionales experimentados, sino, además, que posean conocimientos secundarios.

Ejemplos reales del Big Data

Una de las importancias del Big Data es que proporciona a las empresas un punto de referencia a partir del cual actuar. Así, pueden moldear los datos a la medida de la empresa y utilizarlos a su favor.

Esta recopilación de datos permite a las empresas moverse de manera más eficiente y rápida. Además, permite que resuelvan los problemas antes de que causen un daño mayor a la compañía y sus beneficios. Aquí tenemos una lista con algunos de los usos reales que se han dado al Big Data.

  1. Entender y segmentar clientes.  Se pueden saber sus preferencias, sus comportamientos. Por ejemplo, la cadena de distribución Target fue capaz de detectar cuando sus clientes estaban esperando un bebé.
  2. Optimizar los procesos de negocio. Por ejemplo, el sector del retail está optimizando su stock basándose en datos conseguidos de las redes sociales, búsquedas de web, etc.
  3. Cuantificar y optimizar el rendimiento personal. Y es que el Big Data no es solo para grandes empresas. Cualquier usuario puede beneficiarse de ello. Algunos dispositivos sirven para ello, como, por ejemplo, el Apple Watch, un modelo de pulsera smart.
  4. Mejora de la Salud Pública. El uso del Big Data puede usarse para la codificación de material genético. Un ejemplo de ello es la realización de un diagnóstico acorde a nuestro genoma, basándonos en nuestro historial médico y el de nuestros familiares.
  5. Mejora del rendimiento deportivo. Un ejemplo de ello es el tenis, que utiliza el análisis predictivo y el Big Data para determinar patrones.
  6. Mejora de la seguridad y cumplimiento de la ley.  El Big Data se está empleando para la mejora de la seguridad de manera extensiva. Uno de los casos más conocidos es el de Wikileaks, que publicó que la NSA espiaba las conversaciones telefónicas de los estadounidenses.

La ética del Big Data

La revolución tecnológica tiene un avance imparable. Es por eso que debemos encontrar las claves para enfrentarnos a los desafíos de esta era digital. Y es que, el uso de estos ámbitos, entre ellos el Big Data, está cada vez más extendido. Como hemos hablado antes, se puede ver no solo a nivel de mercado o de compañías, sino a nivel de usuario.

Sin embargo, ¿dónde están los límites de su uso? ¿Es lícito utilizar el Big Data con el fin de seguir avanzando, a pesar de que esto pueda invadir la privacidad de los usuarios?

Hay que tener en cuenta que los algoritmos son capaces de detectar nuestra presencia en las redes. Además, esto generaría que las empresas tuviesen acceso a información sobre ti. ¿Pueden usarla? Sí. Es por eso que se buscan soluciones para lidiar con esta falta de privacidad.

Es por eso que en 2017 el Parlamento Europeo realizó un informe para la Comisión Europea para pedir por la legislación del mundo de la robótica, la IA y el Big Data. Este informe es exhaustivo y recoge muchas de las preocupaciones sobre la falta de seguridad y privacidad. 

Como puedes ver, el Big Data ha supuesto una revolución en el mundo tecnológico. Sin embargo, aún nos queda avanzar y realizar leyes que protejan a usuarios de las problemáticas y la falta de privacidad que esta tecnología puede causar.

¿Quieres estudiar Big Data?

¿Te interesa el mundo del Big Data? ¿Quieres seguir formándote? Si la respuesta es sí, no puedes perderte esta oportunidad. La Universidad de Alcalá ofrece un Máster en Big Data que formará a sus alumnos y los convertirá en profesionales cualificados. Si quieres saber más, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte y solucionarte cualquier duda que pueda surgir. ¡Te esperamos!

Solicita Información

Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



Dirección
Campus Histórico Universidad de Alcalá Alcalá de Henares - Madrid (España)
Email de contacto
 Anterior  Todos Siguiente